• Morena Showbitch

YOGA NUDISTA

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.Uno de los talleres que el campamento para el descubrimiento de la sexualidad es el de “yoga nudista” impartido por Ari y el primero que lo va a practicar va a ser Adrian...

Tras dejar a su novio en la cabaña con ganas de más, cuando apenas habían intercambiado unas mamadas, Adrian no sabe como responder al afectuoso e intuitivo Ari, pero enseguida cae bajo su encanto. Ari y Adrian adoptan diferentes posiciones de yoga que, combinadas con su toque erotico, hacen que a Adrian se le ponga dura.

Es a partir de entonces cuando Ari incorpora las mamadas a su clase y la delgada línea que separa el sexo del yoga nudista se desvanece por completo.

Adrian pronto pone en práctica su recién adquirida experiencia en el yoga para colocar a su instructor en la postura de la rana y comerle el culo, algo que le encanta a Ari.

A continuación, Adrian le hace cambiar a la postura del perro mirando abajo y tras tentarle un poco se folla a Ari haciendo que las embestidas por detrás sean cada vez más intensas.

Decididos a prolongar su placer durante el máximo tiempo posible, se lo toman con más calma para hacer un 69 en el que pueden volver a saborear sus pollas mutuamente, pero no tardan en recuperar el sexo a pelo más profundo.

Con la flexibilidad que ambos poseen, siguen follando en varias posturas, pero es cuando utiliza todo su cuerpo para atrapar con su prieto ojete la enorme polla de Adrian que Ari se aproxima al climax cabalgando sobre él. Y llegados a ese punto, Adrian le embiste con fuerza desde abajo logrando que Ari se corra explosivamente, penetrandole sin descanso hasta que él también se corre en el boqueante ojete del instructor y bombea esa corrida bien adentro. ¡Namasté!

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.



203 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo