top of page
  • Morena Showbitch

UNA BUENA PROPINA

El conductor de vehículo compartido Jon puede contar un montón de tórridos relatos relacionados con los fogosos pasajeros que ha llevado de lado a lado, pero hoy nos habla de Ty... uno de sus clientes más recientes.

Ty es un pasajero hetero que no dejaba de tocarse la entrepierna en el asiento trasero durante todo el trayecto, humedeciéndose los labios con la lengua de manera sugerente.

Obviamente, es un tío al que no le importa follar con otros hombres y como su novia no iba a estar en casa le dijo: “No hay nadie en mi casa, así que si no tienes nada que hacer... mete el coche en el garaje y te pago una buena propina”. Una vez allí, Jon se da cuenta de que esa “propina” va a ser realmente buena... y generosa, porque la polla de Ty es enorme y se arrodilla para mamársela allí mismo, con la puerta del coche abierta.

Jon se sube al asiento trasero para que Ty pueda devorar su hambriento culo, pero viendo el peludo pecho musculoso de Ty y ese camino de pelo negro que conduce hasta su enorme rabo y sus pesadas pelotas, Jon solo puede seguirlo y rodearlo con sus labios.

Una vez que esa enorme polla está bien empapada y lubricada con las babas de Jon, Ty no pierde un minuto y le empotra a fondo con su herramienta, hundiéndola en el ojete peludo de Jon.

Sus pelotas azotan continuamente las del pasivo, balanceándose con cada embestida y escuchándose un húmedo “Thwack!” resonando por el garaje cada vez que se la mete.

Sujetándole por la cintura y por los hombros, Ty sigue follándole profundamente y Jon da bocanadas para coger aire mientras empieza a masturbarse. Agarrado al asiento para soportar el incesante y fuerte impacto que recibe de Ty sin salir disparado hacia delante, Jon se acerca al orgasmo.

Completamente sudado, Ty saca su pollón del culo de Jon y se masturba brevemente antes de soltar el gruñido gutural que anuncia su corrida. Chorro tras chorro de semen caliente salpican el bigote y la rasposa barba de Jon hasta que Ty lo arrastra con sus dedos dentro de su boca.

La propia corrida de Jon salpica el suelo del garaje antes de levantarse para besar al caliente “hetero” y salir de allí dejando a otro cliente satisfecho tras uno de sus calientes viajes.

 

329 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Recordamos a nuestros lectores que ninguno de los contenidos que se muestran en este blog es de nuestra propiedad o alojamiento, son contenidos tomados de internet, blogs y foros de dominio público. No somos responsables de ningún contenido alojado en internet por terceros. Si posee los derechos de autor de cualquier contenido o si identifica alguna publicación irregular, comuníquese con nosotros de inmediato con el enlace para que podamos analizar y tomar las medidas adecuadas.

bottom of page