• Morena Showbitch

UNA BUENA PROPINA

Todo el mundo sabe que los empleados de hosteleria trabajan muy duro para complacer todas nuestras necesidades y hoy Manuel está dispuesto a dejarle una buena propina a Oliver.

Como un turista en Barcelona, a Manuel le encanta mirar a Oliver sirviendo las mesas de la cafetería donde trabaja y decide lanzarse. Oliver acepta acompañarle en cuanto acaba su turno y una vez en el apartamento de Manuel los dos dan rienda suelta a su calentura y a su apetito sexual por el otro.

Manuel se desnuda sin perder el tiempo y Oliver, ya empalmado, se arrodilla para mamar la gruesa polla sin circuncidar de Manuel, tragándose cada centímetro de ella.

Con Oliver a cuatro patas sobre la cama, Manuel se da todo un festín con su culo musculoso y masculino, explorándolo y lamiéndolo con su lengua humeda y cálida, hasta que se pone de pie para clavar su verga en ese magnífico ojete y empieza a embestirlo rítmicamente, con suavidad, haciendo que con el balanceo sus pelotas azoten los muslos de Oliver.

Otro cambio de postura y Manuel pasa a ser el pasivo, sentándose a horcajadas sobre la erecta polla de Oliver y restregando su culo de acero contra la pelvis de Oliver, asegurándose de que hasta el último centímetro de su polla está dentro suyo. Ese roce y la cabalgada posterior han masajeado con tal precisión todos los puntos sensibles de Manuel que no puede evitar que su rígida polla entre en erupción y el blanco esperma brote mientras Oliver sigue follándole desde abajo.

Oliver permanece tumbado de espaldas para que Manuel pueda deslizar de nuevo su pollón, empapado con su propia corrida, por el ojete de Oliver para follárselo duro y profundamente.

Toda esa presión dentro del culo de Oliver le lleva al límite y Manuel consigue sacarle hasta la última gota de leche de su palpitante polla. Sin duda, esta es la propina por la que sueña más de un camarero, pero Manuel también es generoso con la propina en efectivo.

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.




308 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Recordamos a nuestros lectores que ninguno de los contenidos que se muestran en este blog es de nuestra propiedad o alojamiento, son contenidos tomados de internet, blogs y foros de dominio público. No somos responsables de ningún contenido alojado en internet por terceros. Si posee los derechos de autor de cualquier contenido o si identifica alguna publicación irregular, comuníquese con nosotros de inmediato con el enlace para que podamos analizar y tomar las medidas adecuadas.