• Morena Showbitch

RABO DE TORO

El rubio, guapo y peludo latino Danny tiene un apellido que hace honor a su profesión: Toro, todo un empotrador caliente en Brasil desde hace tiempo, pero como dicen en el estudio porno donde se ha hecho famoso “todo activo necesita que se lo follen alguna vez”. Y el nuevo semental Deivid ya está empalmado y listo para aceptar el desafío.

El moreno y delgado Deivid es una maquina de follar con un cuerpo musculado bien definido y una polla sin circuncidar de 20 centimetros para “montar al Toro”.

Tras pasar una tarde en la playa, Danny y David vuelven a casa más calientes que la arena, besándose apasionadamente antes de irse a la cama para mamarse mutuamente sus duras pollas.

Deivid gruñe con los ojos medio cerrados mientras Danny saborea y engulle su pollón. Danny se limita a mirar hacia arriba y sonreir, a sabiendas de que ese ariete rompe-culos estará dentro del suyo en apenas unos minutos.

Deivid cata por primera vez el sabroso y caliente ojete de Danny con la cara hundida entre las grandes y peludas nalgas del semental. Su lengua explora con lamidas profundas el orificio del surfero yendo de sus pelotas hasta donde termina la espina dorsal. Cogiendo aire Danny siente como el rabo de Deivid se desliza por su ojete empapado con saliva y una vez dentro empieza a embestirle.

El “toro montado” no puede evitar que se le escape una risita diabólica, llevaba mucho tiempo esperando al activo apropiado para ser follado y cuando Deivid se tumba de espaldas sobre la cama deja que Danny cabalgue, montado sobre su verga y a su propio ritmo, agarrando sus firmes nalgas con las manos para embestirle él también desde abajo.

Desmontandole para recuperar las riendas, Deivid le levanta las piernas a Danny para empotrarle aún más rápido y los dos están más que preparados para correrse. Con los pies de Danny en su cara, Deivid lame y chupa sus dedos acelerando el ritmo de sus embestidas para un explosivo y ardiente final.

Danny salpica con una enorme y blanca corrida el vello de su pubis al mismo tiempo que Deivid se masturba dejando que la lengua de Danny lama sus cargadas pelotas. El chorro de esperma que brota finalmente con fuerza de la polla de Deivid, salpica toda la barba de Danny, chorreando por su nariz y por su frente.


¡Esperemos que esta solo sea la primera corrida de este “Toro” y volvamos a verle en el ruedo del porno!


Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.


253 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo