• Morena Showbitch

NADA QUE PERDER

Craig confiesa que Louis, uno de sus compañeros del gimnasio, le pone extremadamente cachondo, así que, decidido a probar suerte, deja una nota con su nombre y número de teléfono en su taquilla. No tarda en recibir la llamada y Craig se muestra ante Louis para que vea lo que le espera. Louis sabe donde vive y es hora de acudir allí...

Cuando Louis llega se quita la camiseta para exhibir su muy peludo, muy masculino y muy musculoso pecho, quitándose el resto de la ropa mientras Craig monta su propio show caliente, dejando ver su estrecho y rosáceo ojete. Louis toma asiento en un rincón para continuar viendo lo que Craig le ofrece, masturbando su gruesa polla hasta que la tiene bien dura. Entonces se aproxima a Craig para besarle en la cama.

Craig es un maestro mamando pollas y se asegura de mantener el contacto visual con Louis a medida que sus labios rodean la suya para recorrerla de arriba abajo en toda su longitud.

A cuatro patas sobre la cama, Craig sienta la presión del enorme rabo de Louis sobre su ojete. Sí, es tan grande que el pasivo necesita bastante tiempo para acostumbrarse, ajustando su respiración y relajando su esfínter para acomodarse a todo lo que va a penetrarlo.

Antes de que pueda darse cuenta, Louis ya está empotrando ese delicioso culo con su polla en toda su longitud y grosor. La belleza de esta escena está en el contraste del pollón de ébano de Louis follando el marfileño culo de Craig, pero también en escuchar como el placer entre estos dos chulazos va creciendo.

Tumbado de espaldas sobre la cama, Craig se abre bien de piernas para que Louis pueda follárselo aún más profundamente y más duro.

Con su culo rebosando de placer, Craig se masturba hasta que una capa blanca de esperma cubre sus marcados abdominales y Louis le sigue rápidamente, corriéndose en el palpitante culo de Craig, que recoge parte de esa corrida con la mano para metérsela por el ojete dejando que Louis recoja el semen de los abdominales con los dedos para que cate la cremosa delicia.

Aunque parece que en el porno ya no se usa preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y se deben tener en cuenta.


598 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo