• Morena Showbitch

MASAJE COMPLETO

Actualizado: sep 8

Los masajes pueden ser la mejor herramienta para mejorar la salud y el bienestar, así que el enorme y musculoso Darrenger decide que se merece uno y nadie mejor que James para dárselo...

Darrenger ya ha vuelto a casa y tras hacer un repaso de todos los pagos que ha tenido recientemente se da cuenta de que se queda sin vacaciones. Tiene que conformarse con un buen masaje y el masajista James no tarda en llamar a su puerta para montar la camilla.

Con el fornido Darrenger completamente desnudo y tumbado bocabajo, James empieza a presionar y restregar con sus manos y sus antebrazos su amplia espalda para destensarla, pero ese culazo perfecto no le permite concentrarse en su trabajo. Es toda una tentación... ¿prohibida?. Para salir de dudas, James le pregunta muy discretamente si estaba buscando “un masaje completo” a lo que Darrenger responde que sí, dándose la vuelta sobre la camilla para que el masajista pueda hacerlo...

Tras masajear sus fuertes pectorales, James rodea con sus labios la polla flácida de su muy musculoso cliente para mamársela y no tarda en ponérsela dura como una piedra.


Una vez está completamente desnudo, James se monta sobre esa verga y se la mete por el culo hasta las pelotas, moviéndose lenta pero firmemente para darle el máximo placer a Darrenger. Sin dejar de cabalgar encima suyo, James continúa masajeando el pecho de Darrenger, que resopla intentando no correrse, embistiéndole desde abajo y dejando que el estrecho ojete del masajista le lleve al éxtasis.

Pero Darrenger toma las riendas y vuelca a James de espaldas sobre la camilla para seguir empotrándole cara a cara, besándole mientras le embiste cada vez más fuerte y más rápido. Con su perfecto cuerpo resplandeciendo por el aceite y el sudor del esfuerzo, Darrenger se baja de la camilla, girando a James y apoyándole los pies sobre sus hombros de acero para poder seguir follándoselo en la camilla con todas sus fuerzas. A James se le ponen los ojos en blanco siendo empotrado de esa manera, las embestidas son tan fuertes que la camilla podría desmontarse en cualquier momento.

Darrenger le rodea con sus brazos y le lleva en volandas hasta su cama para seguir follándoselo en la misma postura, sujetándole los tobillos con las manos.

Al cabo de un rato, James ya no puede más y se corre dejando que el semen caliente chorree por toda su mano, cubriendo su peludo estómago entre jadeos de placer. Darrenger aún tiene energía para unos últimos envites que le llevan al orgasmo, retirando su gruesa polla del boqueante ojete del masajista para correrse, salpicando las sábanas arrugadas que tienen debajo.


El masaje no ha podido ser más satisfactorio para el cliente, pero sin duda también para el masajista, al que besa asegurándole que si no va a tener vacaciones al menos disfrutará de todos los masajes que pueda... ¡Y James encantado!


Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.





1,100 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo