• Morena Showbitch

LA EXCUSA PERFECTA

Tener un pollón, un culazo y grandes músculos como Lionel no garantiza por si solo que Jason le ayude… pero si puede conseguirlo con la excusa perfecta.

Jason queda con Lionel en una tienda de ropa para que le ayude a encontrar el regalo perfecto de cumpleaños para su mejor amigo, pero lo que empieza como algo bastante inocente acaba convirtiéndose en una treta en la cual Jason no deja de desnudarse para probarse los bañadores y calzoncillos más provocativos. Con cada nuevo modelito que Jason se prueba, el enorme rabo de Lionel se pone más grande y más duro dentro de sus pantalones. Un tanga es el regalo elegido y lo que lleva la creciente polla de Lionel a ver la luz.

Jason no es tonto, así que nada más salir de la tienda acude al apartamento de Lionel para seguir exhibiéndose con el tanga puesto. Apurando una cerveza, Lionel solo lleva puestos unos ajustados calzoncillos mientras Jason se da la vuelta para que vea lo bien que resalta su culo el regalo de cumpleaños.

Lionel aparta el tanga para empezar a lamerle el magnifico ojete color almendra que tiene delante y con los dos chulazos excitadísimos, se enciende la llama de la pasión entre ellos.

El culo de Jason está hambriento y húmedo, pero necesita asegurarse de que la gigantesca polla de Lionel también está húmeda y lista para follarle. Jason la rodea con sus labios y la recorre de arriba abajo, en toda su longitud.

La enorme verga de Lionel palpita, ya empapada y preparada, así que Jason se da la vuelta y se folla a si mismo, empujando su culo hacia atrás para metérsela y sacársela por completo, una y otra vez.

Cuando Jason se pone de pie frente a él, Lionel se asegura de darle toda la atención que se merece y le empieza a mamar también la polla, dura como una piedra.

Tirado cabeza abajo sobre el sillón donde estaba sentado Lionel, Jason se deja empotrar de nuevo, sintiendo como ese enorme rabo le empala centímetro a centímetro desde arriba.

Ver al alto semental follándose a Jason desde este ángulo nos deja sin aliento, pero Lionel aprovecha al máximo la postura y nos da la espalda para metérsela hasta las pelotas, embistiéndole muy lentamente para disfrutar del mayor placer.

Un último cambio de postura y ahora es Jason el que está hambriento de semen, sentado en el suelo mamando la polla de Lionel, que tiene la fuerza del mismísimo Hércules gracias a la habilidad de Jason. Como recompensa, Jason recibe la dulce corrida caliente de Lionel sobre la cara y la boca. El aroma y el sabor de ese esperma vuelve loco a Jason, que empieza a salpicar sus peludos abdominales con su explosiva corrida.

Cuando Lionel acompaña a Jason al metro y se despide de él, da igual que el regalo fuese lo de menos para verle desnudo, solo tenía que asegurarse de que era la excusa perfecta. ¿Continuará?

 

234 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Recordamos a nuestros lectores que ninguno de los contenidos que se muestran en este blog es de nuestra propiedad o alojamiento, son contenidos tomados de internet, blogs y foros de dominio público. No somos responsables de ningún contenido alojado en internet por terceros. Si posee los derechos de autor de cualquier contenido o si identifica alguna publicación irregular, comuníquese con nosotros de inmediato con el enlace para que podamos analizar y tomar las medidas adecuadas.