• Morena Showbitch

EL PINCEL DEL ARTISTA

Jay acude a la exhibición de arte moderno en una exclusiva galería de arte donde tiene el honor de saludar a Gustavo, el autor de los cuadros, que le ofrece la oportunidad de acompañarle a ver su colección privada.

Caminando por la calle de camino al estudio de Gustavo, Jay le empuja contra la pared del rellano para besarle en los labios y la pasión se desencadena entre los dos. Una vez dentro, Jay desliza su mano entre las piernas del artista para agarrar su hinchada polla y preguntarle si eso es su pincel.

"Con esto es con lo que yo pinto" le responde Gustavo sacándose su grueso y pesado rabo para golpear el lienzo. Jay lo rodea con su mano, respirando profundamente mientras sus ropas caen a un lado, haciendo que los besos se intensifiquen y la pasión entre ellos alcance el punto de ebullición.

Jay empuja a Gustavo sobre la mesa para engullir la enorme polla que tiene delante y dispuesto a demostrar su habilidad para el sexo oral se esfuerza para engullir por completo el gigantesco miembro hasta el fondo de su garganta. A pesar de que se atraganta y debe reprimir la nausea, Jay no se rinde y sigue mamando cada centímetro que se desliza dentro de su garganta.

Los chulazos intercambian posiciones y Gustavo está ansioso por rodear con sus labios la magnifica polla de Jay y mamársela de arriba abajo en toda su longitud, sintiendo como las pesadas pelotas de Jay presionan rozan su mentón.

Jay se sube entonces a la mesa y Gustavo presiona su gruesa polla contra su hambriento culo, tanteándolo primero y metiéndosela lentamente después. Jay debe tomar una gran bocanada de aire y soltar un largo suspiro sintiendo como el “pincel” de Gustavo se abre paso dentro de él. Y cuando Gustavo nota que Jay se ha relajado, empieza a embestir a fondo ese precioso culo.

Trasladándose al sofá, Jay se tumba de espaldas y se abre bien de piernas para que Gustavo deslice su polla dentro de su dulce y húmedo ojete. Los envites en esa postura hacen que la polla de Jay gotee liquido preseminal a medida que la follada a pelo se intensifica. Otro cambio de postura y Jay hace una sentadilla para que su culo se asiente en la verga de granito de Gustavo, subiendo y bajando para que la penetración sea muy profunda, controlando el ritmo y haciendo que las pelotas de ambos se tensen cada vez que entran en contacto.

Desmontado finalmente y tumbado de espaldas en el sofá, Jay sigue siendo follado por Gustavo, que le lleva al límite y acaba cubriendo sus propios abdominales con una enorme corrida. Gustavo continúa follando el palpitante culo de Jay hasta que no puede más, se incorpora y mezcla su corrida caliente con la suya.

¡Puede que esta obra no sea sobre lienzo... pero no todas sus obras de arte lo son!


Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.


258 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo