• Morena Showbitch

DE PASEO

Gustavo y Andy se han levantado temprano para dar un paseo por la ciudad en una agradable mañana otoñal. La brisa fresca y el sol resplandeciente enciende la chispa del romanticismo en la joven pareja, que deciden volver a casa para dar rienda suelta a su pasión.

Los besos son cada vez más apasionados e intensos a medida que forcejean para poder quitarse toda la ropa lo más rápidamente posible y Andy es el primero en caer de rodillas para mamar el enorme rabo de Gustavo, atragantándose en sus intentos por tragárselo por completo.


La longitud y el grosor de esa polla hace que Andy babee esforzándose por sentirla lo más profundamente posible en su boca y se tumba bocarriba con la cabeza colgando del sillón para abrir bien el paso y que Gustavo pueda follarle la garganta profundamente.

Gustavo también está fascinado con la impresionante polla de Andy e impaciente por rodear con sus labios esa suculenta asta y su palpitante capullo. Esforzándose también por engullir por completo esa polla dentro de su boca, Gustavo logra que se ponga dura como el acero.


Pero por mucho que a Gustavo le guste mamársela a Andy, sabe que su magnifico y boqueante ojete es el verdadero tesoro a conseguir y le abre bien las piernas para darse un festín con él. Con la cara hundida entre los glúteos de Andy, Gustavo lo lame de arriba abajo, del estrecho ojete a la punta de su polla y viceversa, penetrándolo con su lengua antes de clavar toda su polla a fondo en ese culo tan deseado.

A medida que Gustavo aumenta el ritmo de sus embestidas, la polla de Andy se mantiene dura como una roca, haciendo que ambos se aproximen a un punto crítico.

Para evitar correrse antes de tiempo, cambian de postura y Andy se arrodilla sobre el sillón para que la gruesa verga de Gustavo siga expandiendo los limites y el nivel de placer de Andy.

Otro cambio y esta vez Andy baja su musculoso culo sobre la palpitante polla de Gustavo, sintiendo cada centímetro mientras la suya propia se mantiene como una columna de granito mientras cabalga. Gustavo acelera el ritmo, embistiendo aún más profundamente y más fuerte el culo de Andy, llevándole al punto sin retorno en el que el semen brota, chorreando por su polla.

Mientras Gustavo bombea hasta la última gota de semen de Andy, sus propias pelotas se han tensado y están preparadas para el lanzamiento con una potente corrida. Andy desmonta a Gustavo justo a tiempo para lamer hasta la última gota que brota de su venoso rabo, en una interminable corrida que le llena la boca y rebosa por sus labios, jadeando de placer.

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.



473 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo