top of page
  • Morena Showbitch

¡DÉJAME SECO!

A David le hemos visto en acción en muchas escenas, pero hoy vamos a conocerle mejor junto al joven Sebastian antes de que se pongan a follar como sementales en celo.

Mientras ambos hacen ejercicio en el parque, vemos fragmentos de su entrevista donde se sinceran delante de la cámara: David admite que le gustan los hombres masculinos con cuerpos musculosos y con buenas pollas. Quiere hacer suyo a Sebastian en la cama y follarle bien el culo. Por su parte, Sebastian dice que le gustan los chicos que hacen deporte, atléticos, como David y que estaba deseando que se lo follase para ver de lo que era capaz.

En cuanto a lo que mas les gusta del otro, para David es la cara de Sebastian, especialmente sus ojos, porque lo encuentra realmente guapo. Sebastian también se ha fijado en los ojos de David, pero admite que lo que verdaderamente le gusta son sus músculos. La parte favorita del cuerpo masculino para David son los brazos, hombros y pecho, para Sebastian los abdominales.

Antes de follar, David ya cuenta que lo primer que quiere hacer con Sebastian es hacerle twerking y ver cuanto aguanta, por su parte Sebastian está deseando caer de rodillas para mamarle la polla a David. Para David lo más importante cuando va a follar con alguien es conectar con esa persona, compartir el mismo interés el uno por el otro. Lo que mas le pone a Sebastian es ver que el otro disfruta con todo lo que le hace, dar la máxima satisfacción a esa otra persona. Después de revolcarse por el césped besándose, David y Sebastian se dirigen a casa para poner en práctica lo que nos han contado.

Tras mamarse las pollas el uno al otro, David lame el ojete de Sebastian antes de empotrarle a cuatro patas sobre la cama.

El culo de Sebastian es perfecto y el sexo entre ambos es increíble, David se lo sigue follando en la postura del misionero, pero acaba tumbándose de lado sin dejar de embestirle, buscando la manera de obtener el máximo placer para los dos.

“Quiero correrme en tu boca” susurra David, y el siempre complaciente Sebastian se pone de rodillas para saborear todo su semen caliente mientras se masturba y se corre salpicando el suelo del dormitorio.

Después de engullir todo el rabo de David una y otra vez sin atragantarse, Sebastian le besa los abdominales totalmente satisfecho.

 

119 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Recordamos a nuestros lectores que ninguno de los contenidos que se muestran en este blog es de nuestra propiedad o alojamiento, son contenidos tomados de internet, blogs y foros de dominio público. No somos responsables de ningún contenido alojado en internet por terceros. Si posee los derechos de autor de cualquier contenido o si identifica alguna publicación irregular, comuníquese con nosotros de inmediato con el enlace para que podamos analizar y tomar las medidas adecuadas.

bottom of page