• Morena Showbitch

COMO CONSEGUIR LO QUE QUIERES…

Cuando el musculoso Roman acude a la llamada para disciplinar a Trevor, el hijastro de su hermana, se toma muy en serio su objetivo y lo primero que hace es quitarles los mandos de la consola, pero los chicos ya se han fijado en el “joystick” que importa, el que se marca dentro de los pantalones del chándal de Roman antes de retirarse a su habitación.

Tumbado en su cama, Roman está mirando algunas fotos cuando llega Trevor para decirle lo que le pasa: querría que su entrenador se lo follase, pero no sabe como decírselo. Roman le aconseja decírselo directamente, pero Trevor es muy timido y no se atreve, así que el musculoso chulazo le dice que se imagine que él es su entrenador y se lo diga para que cuando tenga que hacerlo con el verdadero no le cueste tanto.

Trevor titubea un par de veces, pero finalmente lo hace y Roman, metido completamente en su papel, se arranca la camiseta para exhibir su musculoso torso delante del boquiabierto niñato. “¿Quieres follar?” pregunta Trevor tímidamente. “¿Quien no?” responde Roman empalmado. “Lo digo en serio” admite Trevor... “Yo también” sentencia Roman animándole a que agarre su dura polla. Antes de que se puedan dar cuenta y sin importarles sus lejanos lazos familiares, Trevor y Roman se estan mamando las pollas el uno al otro.

Roman lame el estrecho ojete de Trevor antes de sentarse sobre su cara para que el niñato también le coma el culo, pero no tarda en folláselo a pelo cara a cara, agarrándole por los tobillos.

Extasiado, Trevor hace que el semental se tumbe en la cama para sentarse sobre su polla y Roman le embiste con todas sus fuerzas desde abajo, cada vez más rápido, haciendole gemir de placer.

Roman sigue follándose a Trevor por detrás, embistiéndole profundamente hasta que el niñato se corre salpicando toda la colcha. Roman sigue empotrandole un poco más, pero no puede aguantar más y tras correrse en el ojete de Trevor, vuelve a deslizar su polla dentro. "¡Ha estado muy bien!” susurra un satisfecho Trevor, dejando que un sudoroso y jadeante Roman le bese. ¡Así es como consigues lo que deseas!

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.



451 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo