• Morena Showbitch

BIEN DOTADO Y APASIONADO


Tumbado de espaldas con el pecho al descubierto, el guapo rubio de ojos azules Craig conecta de inmediato con el imponente activo Sir Peter, que le mira desde arriba mientras comienza su sensual juego de seducción.

Sus manos recorren el cuerpo del otro y Craig se saca su dura polla de los ajustados tejanos para masturbarse, incorporándose para besar el pecho peludo de Peter, mordisqueando y lamiendo sus pezones.

Ya con su enorme rabo fuera, Peter deja que Craig lo lama, lo agarre con su mano y que lo masturbe con las plantas de sus pies cuando vuelve a tumbarse de espaldas. Completamente desnudos, Craig mama ese pollón y lame las pelotas de Peter dejando que le meta los dedos por su estrecho ojete.

Dándose la vuelta con la cabeza apoyada en la cama y el culo en pompa, Craig cierra los ojos para disfrutar con la lengua de Peter, que le devuelve el favor comiéndole el culo.

El joven de barba rasposa no puede esperar más y cabalga sobre la enorme verga de Peter dejando que también él le embista desde abajo, pero no quiere correrse todavía y le desmonta para besarle y volver a catar esa polla que empalaba su ojete hace apenas unos instantes. La mamada no dura mucho, porque Peter toma las riendas y tras deslizar su polla dentro de Craig le empotra a cuatro patas, sin acelerarse, pero cada vez más profundamente.

Tras dejarle mamar de nuevo su pollón, algo que a Craig parece encantarle, Peter le empuja sobre la cama para seguir follándoselo a pelo en la postura del misionero. Sus miradas se encuentran de nuevo, compartiendo el placer del momento, y el pasivo no deja de masturbarse hasta llegar al orgasmo.

Con su propio esperma chorreando por el costado, un jadeante Craig asiente en signo de aprobación en cuanto Peter le embiste con la punta de su pollón, pero el activo no puede aguantar más y se corre sobre las pelotas del rubio, que echa la cabeza atrás, sonriente y satisfecho.

El apasionado beso de Peter es el broche final de una ardiente escena que los dos amantes obviamente han disfrutado.


Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.



339 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo