• Morena Showbitch

BESTIAS SEXUALES

Kike, el cachorro más sexi, introduce a Nicolas en la Sociedad de Hombres Selectos de este estudio.

Nada más entrar en la habitación, podemos ver que el aspecto descuidado pero natural de Nicolas queda igualado por sus más que impresionantes músculos y por una sonrisa que haría caer de rodillas a cualquiera.

En ese momento Kike entra, sus miradas se cruzan y saltan chispas entre ambos, atraídos el uno por el otro hasta que sus labios se funden con intensa pasión y prende la llama a medida que sus caderas comienzan a contonearse, restregando sus cuerpos pegados.

Los chulazos se quedan en suspensorio, revelando todavía más sus peludos y viriles cuerpos, aunque Nicolas es el primero en arrodillarse para liberar el grueso y pesado rabo de Kike que engulle por completo y desaparece dentro de su garganta. A Kike le abruman las sensaciones mientras la boca de Nicolas inunda de puro placer su polla y sus pelotas.

Sin perder el tiempo Kike también cae de rodillas para liberar la magnifica y curvada polla con la cual demostrará su talento.

Kike se entrega lujuriosamente con la vista, el olfato y el gusto al precioso miembro viril que tiene ante sus ojos.

Y como es un verdadero cerdo mamando pollas, se da todo un atracón con la de Nicolas, que hambriento le da la vuelta para separar sus nalgas peludas y empalar con ella ese ojete a fondo.

Kike apoya su pierna sobre la encimera de la cocina para que podamos regodearnos en los detalles de la tórrida acción. El culo de Kike es asaltado por Nicolas con tal poderío que el pasivo solo puede apretar los dientes suplicandole que no pare.

Mientras empotra ese insaciable culo musculoso, Nicolas se ve arrastrado a un estado salvaje en el que por su cabeza solo se registra el placer más profundo. Perdido entre tantos placeres, la verga de Nicolas entra en erupción y su semen caliente se mezcla con el vello negro que cubre todo el culo de Kike.

Pero Kike todavía tiene mucho apetito... quiere más, así que Nicolas está encantado de complacer a su buen amigo. Kike hace descender su ojete peludo sobre la palpitante polla de Nicolas, que inmediatamente le embiste desde abajo, cada vez más fuerte y más profundamente.

Kike también empuja para restregar su culo en el regazo de Nicolas hasta que esa polla alcanza el punto exacto que le lleva al límite. Sintiendo una ardiente sensación dentro de su culo, Kike se gira para correrse, salpicando sus muslos peludos con su esperma caliente. ¡Dos bestias sexuales en su mejor faceta!


Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.



368 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo