• Morena Showbitch

ÁTAME

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.John y Felipe han estado planeando esta noche desde hace mucho tiempo, acordando los límites para que John pueda cruzar el umbral de su más profundo y oscuro deseo sexual.

John ya está en la cama en suspensorio cuando Felipe llega y se aproxima con un aire autoritario transmitido a través de la mirada, quitándose toda la ropa sin articular una palabra. No por ello dejan de expresarse por completo con sus intensas miradas y Felipe se saca las botas, retirando los cordones delante de John, que refleja cierto nerviosismo en su atractivo rostro. Felipe se sube a la cama y toma las riendas de inmediato, silenciando a John con la mano y utilizando los cordones de sus botas para atarle las manos al cabezal de la cama.

La polla de John tiene la polla dura como una roca cuando Felipe le arranca el suspensorio y su pecho peludo roza los muslos de John cuando se agacha para mamársela. Mientras la boca tragona de Felipe sube y baja por la polla de John, este gime entregándole el control, muy seguro de su decisión y embriagado por todo el placer que siente, aunque no pueda tocar o masturbar a su amante.

Finalmente, Felipe permite que John pueda comerle el rabo y lo hace con tal voracidad que parece que no haya bebido agua durante días en una travesía por el desierto. Felipe está ahí para provocarle, tentarle y complacerle, asentando su peludo culo sobre la polla erguida de John para cabalgar, recordándole continuamente quien manda allí con unas bofetadas en la cara.

Felipe voltea a John y sin perder un minuto se da un festin con su suave y estrecho ojete antes de incorporarse para clavar profundamente su verga a pelo en él, haciendole sentir un nuevo nivel de placer.

Felipe voltea a John y sin perder un minuto se da un festin con su suave y estrecho ojete antes de incorporarse para clavar profundamente su verga a pelo en él, haciendole sentir un nuevo nivel de placer.

Finalmente, John es liberado de sus ataduras, aunque continúa bajo las ordenes de Felipe. Cuando John se pone de pie, Felipe continúa follándoselo salvajemente como un animal en celo, llevandole cada vez más cerca del orgasmo.

Felipe se tumba de espaldas sobre la cama ofreciéndole a John al fin la ocasión de darse placer a sí mismo, montándose sobre la polla de granito.

John cabalga cada vez más rápido y con más intensidad, hasta que ya no puede más y le desmonta preparándose para correrse en la boca de Felipe. Mientras Felipe mama hasta la última gota de semen de John, su polla entra en erupción y el esperma caliente brota con fuerza sobre su jadeante vientre.

Aunque en esta escena no se use preservativo, recomendamos usar siempre condón en las relaciones sexuales. El porno es ficción, la vida real tiene sus riesgos y no vale la pena correrlos por un momento de placer.



350 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo